Bizkaia:

Entra en tu cuenta

Nombre de usuario *
Contraseña *
Recuérdame

Crear una cuenta

Todos los campos con un asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Nombre de usuario *
Contraseña *
Repetir contraseña *
Email *
Repetir email *
Captcha *
Recargar Captcha
Sábado, 23 Junio 2018


13:00 - 17:00
¡Mas MUSICA!

Alfonso Salazar

Tennessee, disco de la semana del 4 al 10 de junio

Escrito por  Jun 04, 2018

TENNESSEE

Lo han vuelto a hacer! Se ganaron un puesto entre los grupos españoles más exitosos de los 80/90.

Se hicieron un hueco en la historia de la música, y también en miles de corazones juveniles, eso sí, con mucho trabajo, animosa constancia, y siempre con fuertes y absurdos impedimentos colocados, por unos y otros, a lo largo y ancho de todos los caminos, para tratar, inútilmente de cercenar su ilusionada frescura y su contagiosa vitalidad.

 Pero no se rindieron, y, ahora, … pues, lo han vuelto a hacer, han grabado un NUEVO DISCO, su enésimo álbum (su LP o CD nº30, por lo menos), que hará sentirse “tan felices” a sus entregad@s fans, siempre ávid@s de flamantes delicias sonoras. El nombre de este grupo: TENNESSEE, ¡quién si no!, nadie mejor en nuestro país para publicar un disco así. Uno más, pero uno especial, y titulado “La Vida Nos Unió”

 En este siglo XXI, desde “El Regreso” (2004), los Tennessee no han parado de recorrer la geografía, para no defraudar a un público que los valora, y que disfruta a rabiar en sus conciertos, a la vez que han ido grabando y publicando discos nuevos, y no pocos (y casi todos ya agotados): “Swing & Roll”, “Navidades A Capella”, “Ideas A Capella”, “All Of Me”, “Canciones Solidarias”, “Lucky Lips”, “Lucky Christmas”, “En Directo” (con dvd), “Feliz Naviduduá”, “30 y Tennessee”, y, muy recientemente, nada menos que “Always On My Mind”, como ELVIS BOYS (¡no se te ocurra perdértelo!).

 

Pero desde 2009, con “Swing & Roll”, no teníamos, y ya había ganas, un disco con clara mayoría y exquisita presencia de composiciones propias, de canciones nuevas compuestas por ellos, algunas hace años, y que han estado aguardando su momento, y ese momento, felizmente, por fin ha llegado.

Además, si en el citado “Swing & Roll” pudimos saborear un fantástico sonido, además de novedosas letras, fruto de su larga experiencia y de su bienhumorado talento, en los siguientes discos de Tennessee la calidad sonora fue en aumento. “Navidades A Capella” lo demuestra así, sólo con voces. “Lucky Lips”, editado en CD (dos ediciones) y también en vinilo, es un álbum de versiones (sobre todo en español), principalmente de escogidos temas del Rhythm & Blues y del Rock & Roll americanos de los años 50, con una autenticidad que hay quien lo considera el mejor disco del grupo. El fabuloso “Lucky Christmas” (de 2014), también de versiones, y tercero, pero no último, de sus discos dedicados a la Navidad, dio otro paso en ese ascenso sonoro hacia la excelencia, como hizo lo propio “30 y Tennessee”, grabado a lo largo de 2015, y publicado (con CD recopilatorio extra) por Warner Music, en Febrero de 2016.  Y ¡qué decir de esa maravilla musical de los Elvis Boys titulada “Always On My Mind”! (su homenaje, de altísimo calibre,  al rey del Rock & Roll). Tampoco olvidemos “Secretos A Voces” (2015), el formidable libro de conversaciones con y sobre Tennessee escrito por Lauren Jordan, y para el que (como luego en “30 y Tennessee”, y en el reciente y estupendo CD de los Elvis Boys), un servidor tuvo la suerte y el honor de escribir un artículo.

Y así, dicho resumidamente, llegamos a este 2017 (ya casi, casi 2018) cuando, por ejemplo, hemos celebrado ¡se dice pronto! el 30º aniversario de aquel histórico “Esto Es Du-Duá (Ding Dong)”, tercer y relevante LP del grupo, también el 25º de su 7º y muy elaborado álbum “Sueños”, o el 40º aniversario de la triste y sonada desaparición de Elvis Aaron Presley, que poco tiempo después dio paso al nacimiento de los Elvis Boys (que también ya conmemoran su propio aniversario), aquellos jovenzuelos de Parla: Roberto, Gregorio y Manuel, que comenzaron en 1978, a los que se unieron Amancio, Antonio e Isidro, y que en 1980 pasaron a llamarse Tennessee. Y así comenzó un largo camino más que repleto de canciones (con endiablado ritmo o bonitas baladas) de doo-wop, rock & roll, rockabilly, popcorn, soul, swing, a cappella, etc.

¿Cuánta gente conoce todas? mucha menos de la que tantos buenos temas se merecen, pero una gran parte de españolit@s, mientras vivan, no podrán olvidar fácilmente: “Te Vi Correr”, “Rama Lama”, “Llueve En Mi Corazón”, “Una Noche En Malibú”, “Siempre Lucharé Por Tu Amor”, “Tonto Por Ti”, “Dame Tu Amistad”, y otros grandes éxitos del grupo, porque las escucharon y les alegraron muchas veces en aquellos años en que la música y su industria, además de otras consideraciones, poco o nada tenían que ver con cómo están hoy en día. Actualmente puede que sea mucho más fácil llegar a grabar un disco, pero ¡ay, amigo!, su difusión, su promoción, su trascendencia son otra historia, algo muy diferente, si no totalmente contrario, a lo de aquellos tiempos del siglo pasado, y eso hay que tenerlo muy en cuenta.

 

Volviendo a los aniversarios de “Esto Es Du-Duá” y de Elvis Presley, tenemos, en este nuevo disco, una nueva versión de “Paz En El Valle”, que se versionó en 1987, en aquel tercer LP, y que, por cierto, les costó a los chicos incluir en el disco, porque director artístico etc. se oponían a la presencia de una canción a cappella, y eso que les salió redonda, sublime, haciendo, desde entonces, las delicias de los fans. Esta vez hay un instrumento presente, uno sólo, el piano (a cargo de Jaime Zelada), y a las voces de los tres Tennessee se unen, para la ocasión, las de Marcos Sendarrubias y José Ramón Sánchez (de The Del Prince), para ofrecernos otra magnífica versión en español de “Peace In The Valley”, sirva como sentido homenaje, una vez más, a Elvis y los Jordanaires.

Swing es una palabra, a la vez que un estilo, que ha acompañado a Tennessee desde siempre. Por ejemplo, en Esto Es Du-Duá estaba “Bailando Swing”, en 1998 apareció El Efecto de la Luna (su 11º álbum), en 2006 publicaron el cd-single “All Of Me”, y ahora, en La Vida Nos Unió, es el turno del gran éxito de The Turtles: “Happy Together” (1967), pero en versión swing, a lo Mel Tormé, y con orquesta, concretamente la big band de Pinto, que hacen un trabajo exquisito. Roberto y sus compañeros la cantan en castellano (“Los Dos Tan Felices”), con la letra con que en su día la hicieron Los Mustang, Los Ángeles etc. Una exquisitez que no pasará desapercibida a quienes escuchen el disco que nos ocupa. Por otro lado Swing & Roll fue un disco que al final no pudo contener la potente canción que le daba título, curiosamente; bien, pues ahora ha sido grabada para este nuevo álbum (con Big Dani Pérez al saxo) y ha llegado la hora de que podamos escucharla … y bailarla, lo frenéticamente que cada cadera pueda.

Otra enorme canción que se quedó fuera, a última hora, en este caso del warneriano CD 30 y Tennessee, ahora, afortunadamente, puede, por fin, ver la luz y ser escuchada (una y mil veces) por quienes tengan la suerte de hacerse con el nuevo y espléndido digipack (primorosamente diseñado por Mónica Hernández). Hablo de “Siempre Hasta El Final”, soberbia versión de la, también semi a cappella y muy apreciada,“The Longest Time” (1983) de Billy Joel, nada menos.

Mención especial se merecen en esta reseña las canciones propias, las composiciones, letra y música, de los “chicos” de Tennessee, que no son pocas, y varias de ellas con acertadas colaboraciones de cantantes nacionales de renombre, que estuvieron más que encantados de participar. La melodía de más de una y de dos ya tienen varios años, pero las letras (en español) son una cosa muy reciente, y el resultado, sencillamente genial.

Javier Ojeda, de Danza Invisible, pone la voz, junto a Isidro, en la canción que, de forma soberbia, abre este disco, al que también da título. “La Vida Nos Unió” es un doo-wop prodigioso, una trepidante composición típicamente tennessiana, además de poder presumir de una emotiva letra que es toda una declaración de intenciones. Es mi tema favorito, un amor a primera escucha, y a much@s apuesto que les sucederá lo mismo.

La Guardia es otro grupo que no para de grabar y actuar, y que hace meses publicaron su disco Por La Cara,en el que se incluye “Para Que Nunca Tengas Miedo Al Rock And Roll”, preciosa balada donde las haya, a la que Tennnessee puso los coros de forma insuperable. Manuel España, su carismático líder y cantante, devuelve “la visita”, y es la voz, junto a Roberto, en “Me Ha Salido Bien” ¿Y les ha salido bien? pues yo, sencillamente, creo que esta canción, con sus ritmos cambiantes y todo lo demás, va a ser la favorita de muchos fans de uno y otro grupo.

José Manuel Casañ, voz y líder de Seguridad Social, encaja a la perfección, junto a Roberto, en “Me Haces Libre”, una de las varias canciones que nos hacen viajar a los sonidos de los años 60, cuando la música (en todos sus novedosos e importantes estilos) tenía tanta fuerza, trascendencia y calidad.

Fernando Lavado, líder y alma de Gatos Locos, cuya biografía se acaba de publicar con el título de “Alas de Plata”, colabora con Isidro en la pegadiza y rockera “Tú Hablas Mucho”. Se hablará mucho de este du-duá.

Lys Pardo, hija del insigne Juan Pardo, participa en este disco por partida doble, acompañando a Isidro y a Roberto en sendas canciones “Eres Mi Sol”, una balada que le encantaría a Franlie Valli y compañía, a Phil Spector o al mismo progenitor de la artista, y “Dame Un Beso”, un medio-tiempo con fino regusto country. La bonita voz de Lys la convierte en la primera colaboración femenina en la discografía de Tennessee, quienes (desde los tiempos de la joven Ángela) si que han colaborado vocalmente con varias cantantes a lo largo del tiempo.

A todas las colaboraciones vocales e instrumentales mencionadas hay que añadir las de Fernando Calderón y Sergio Sancho a las guitarras.

Además de los duetos y las otras canciones ya comentadas, podemos disfrutar de otros temas propios. “Siempre Te Amé”, una muy bonita y duduante balada que habrían firmado los mismísimos Stray Cats. “Un 3 De Abril” es una fecha que ya apareció, hace un par de años, en la letra de otra canción, y un tema que triunfaría en todos los salones de line-dancing vaquero. “Vuelvo A Mi Hogar”, una fina balada que sería muy del gusto de J. Lennon, P. McCartney, R. Malo, C. Isaak, y muchos más. Y “Tan Sólo Pido Tu Calor”, una melancólica canción de medio tiempo, con alma de twist y espíritu de rock. 

Cuenta el disco, ¡cómo no! con una a cappella, en que Isidro, y sus compañeros (M. Sendarrubias inclusive) se lucen y nos alegran con “Cuando Yo La Conocí”, gran tributo vocal, con sabor caribeño, a los míticos y ensalzados Zafiros.

Y no faltan “bonus tracks”, en forma de dos temas grabados en directo hace un par de años, dos fabulosas y emocionantes versiones de “Llueve En Mi Corazón” y de “Mal De Amor”, junto al Mariachi Mezcal, y con unos arreglos perfectamente adecuados para la ocasión.

LA VIDA NOS UNIÓ (el apropiado título ya lo dice casi todo), digamos que completa un ciclo y, espero, que sirva para abrir otro, porque, si bien un buen número de composiciones propias por fin han nacido para el gran público, han sido tan excelentemente grabadas y producidas, y han encontrado su sitio en un compact disc, otras siguen esperando su momento, y sobre todo la creatividad y el entusiasmo de Roberto Gil, Amancio Jiménez e Isidro Arenas, es de suponer y será de agradecer, que nos brinden futuras publicaciones, porque sus no pocos fans y fieles seguidoras no se cansan de estar deseosos y necesitados de tener y escuchar nuevos trabajos cada cierto tiempo, cuanto antes mejor, es el ansia tennesseemaníaca, incrementada por la clase y el encanto de sus tres queridos ídolos, a la par que amigos, que sinceramente me parece que es evidente que están en un momento musicalmente más que dulce, y, en varios aspectos, viviendo una segunda juventud.

No se nos olvide que podríamos estar hablando de Tennessee como un grupo del pasado, y así lo hace mucha gente que ignora  que siguen (muy) activos, y desgraciadamente es normal que piensen así, por un lado porque a través de los conductos otrora “usuales” no les llegan noticias de éste y otros muchos grupos y artistas, y por otra parte, no es nada extraño, sino al contrario, que ya no sigan juntos, ni grabando ni dedicándose a la música, conjuntos que comenzaron su camino, y alcanzaron mayor o menor éxito tantos años atrás, en plena juventud, cuando además, ciertas cosas eran bien distintas.

A Tennessee, que, como de costumbre, se merecen mucho más apoyo del que injustamente tienen en todos los medios, aún le queda mucho que decir y que ofrecer a la música de España, y a quienes no les han perdido la pista, o a quienes puedan (re)descubrirlos, y, además practicando varios estilos, sin perder su esencia, esa identidad inconfundible que les hace distintos y especiales, y que, a lo largo de las décadas, tan fuerte ha conquistado refinados oídos y tantos corazones, siempre sedientos de canciones y sonidos de verdad. Tennessee ya es un estilo de hacer música, etc. Ojalá nada ni nadie impidan que siga esta fiesta … muchos años más.

Si aún estas leyendo, permíteme un consejo: tienes que escuchar todos sus discos, empezando por este flamante “La Vida Nos Unió”, que te sorprenderá y emocionará, porque sencillamente esuna maravilla.

Un honor y una inmensa fortuna poder volver a decir: Gracias Tennessee, lo habéis vuelto a hacer. Hasta la próxima.

 

Modificado por última vez en Lunes, 18 Junio 2018 09:56

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

  1. + Popular
  2. + Compartido
  3. Comentarios