Bizkaia:

Entra en tu cuenta

Nombre de usuario *
Contraseña *
Recuérdame

Crear una cuenta

Todos los campos con un asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Nombre de usuario *
Contraseña *
Repetir contraseña *
Email *
Repetir email *
Captcha *
Recargar Captcha
Miércoles, 26 Septiembre 2018


12:00 - 15:00
¡Mas MUSICA!

Luis Carlos

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 276

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 313

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 275

Amaia Montero, disco de la Semana Destacado

Escrito por  Ago 20, 2018

AMAIA MONTERO: 20 AÑOS DE REINADO POP

 No muchos artistas pueden presumir en España de haber superado los ocho millones de copias vendidas en el mundo. Amaia Montero sí.

Es el fruto de 20 años de carrera musical, 20 años de un reinado en el mundo del pop que celebra con Nacidos para creer, el álbum que pronto se convertirá en el cuarto de su trayectoria en solitario.

Atrás quedan sus cuatro trabajos con La Oreja de Van Gogh, el grupo que como vocalista elevó a sus más altas cotas en los primeros años de la pasada década. También pasa la página de Amaia Montero, Amaia Montero 2 y Si Dios quiere yo también, con los que consolidó su prestigio y vivió sus momentos de mayor éxito. Ahora es el  momento de Nacidos para creer, un proyecto en el que repite con el prestigioso productor sueco Martin Terefe, al que ya confió la producción de su anterior álbum, y que se grabó en Londres, en Kensaltown Recording Studios. 

El poeta Benjamín Prado, gran amigo de la cantante, también ha participado en la creación conjunta de las letras de varios temas de este nuevo álbum. Uno de ellos es ese Nacidos para creer que le da título al trabajo, una melodía avasalladora cuya escucha fue para Prado como agarrar unos cables de alta tensión. “Era emocionante, sutil y feroz a un tiempo; poseía la contundencia de lo que te pone fuera de combate con un solo golpe”, describe. 

Es una explicación perfecta para el conjunto del álbum. Incluso lo es para la totalidad de la carrera de una artista en constante evolución como compositora y como intérprete, una carrera que tomó un nuevo derrotero hace ahora diez años, cuando debutó en solitario con el disco que lleva su nombre. Con aquel trabajo fue número 1 en la lista de los más vendidos en España, con tres Discos de Platino, y nominada a los Grammy Latinos en la categoría de Mejor Álbum Pop Vocal Femenino. El disco vendió 40.000 copias solo en su primera semana y su sencillo Quiero ser permaneció 13 semanas en el primer puesto en las radios españolas. 

Tres años más tarde regresó con Amaia Montero 2, un disco grabado en los míticos estudios Eastwest de Los Ángeles y producido por la propia Amaia, Paco Salazar y el ganador de cuatro Grammy y ocho Grammy Latinos Sebastian Krys. El álbum debutó en el primer puesto en iTunes y en el tercero de la lista ventas de Promusicae. Canciones como Caminando, Tu mirada o A tu lado la consolidaron como una artista ya independizada de su pasado en La Oreja de Van Gogh.

 Pero lo mejor estaría por llegar. Porque con Si Dios quiere yo también, su tercer álbum en solitario, Amaia exhibió su mejor versión como autora y como intérprete. El disco, que incluía éxitos como Inevitable, Palabras o Darte mi vida, vino a confirmar que la voz con más personalidad del pop español vuelve a mandar. El público lo recibió con entusiasmo, como lo demuestra el primer puesto que obtuvo en la lista de ventas en la misma semana del lanzamiento. 

Su nuevo colaborador Benjamín Prado describe a Amaia como una persona que sabe lo que es y lo que significa para millones de personas. “Pero, sobre todo, más allá de los focos y los aplausos, tratada de puertas para dentro, es un ser humano sin trampa ni cartón, insegura como todos los perfeccionistas; hipersensible como todos los creadores de verdad, los que se apuestan a sí mismos en la partida; es generosa y divertida siempre; arrogante o humilde según con quién se cruce; melancólica cuando mira hacia atrás e inteligente cuando mira a su alrededor…” Nacidos para creer es, escribe el poeta, el resumen de un viaje lleno de idas y venidas, “un autorretrato de muchas caras, una confesión, una radiografía, un desnudo integral de la parte de adentro”. 

Prado define el álbum como “una bomba, en el buen sentido de la palabra”, y añade: “ No le falta de nada, no va a dejar indiferente a nadie. No se pongan cómodos, porque su estribillo no les va a dejar estarse quietos. Bienvenidos a un disco que no van a olvidar”.

Modificado por última vez en Lunes, 20 Agosto 2018 11:31
Inicia sesión para enviar comentarios
  1. + Popular
  2. + Compartido
  3. Comentarios